Práctica Psicomotriz

Durante los primeros meses de vida, los bebés no son conscientes de que pueden mover de forma independiente los brazos, las manos o las piernas; pero nacen con un gran potencial, y está en manos de los adultos contribuir a su desarrollo. La práctica psicomotriz tiene como objeto favorecer y potenciar la adaptación armónica de los bebés, niños y niñas a su entorno. Cuando fomentas que el bebé se mueva y juegue usando todo su cuerpo, le estas dotando de un aprendizaje espontáneo en todo su cerebro. El juego libre les permite estructurar su pensamiento y cubrir sus necesidades. Es un instrumento de gran ayuda, especialmente para poner palabras y dar significado y respuesta a sus emociones. 
Sus progresivas habilidades corporales están relacionadas con su estructuración mental y su capacidad de control emocional.


En la construcción de la personalidad intervienen factores complejos en los que el cuerpo a través del movimiento, el contacto, las acciones, las producciones, se convierte en una parte primordial en el desarrollo global y armónico del niño. El cuerpo, el movimiento y, posteriormente el lenguaje son los instrumentos que utilizan el niño y la niña para relacionarse con su entorno, para comunicarse con sus iguales y con las personas adultas.

En las sesiones de psicomotricidad tenemos el privilegio de poder participar junto con los padres en estas primeras etapas de desarrollo corporal y de estructuración mental. Según la manera de moverse, de gesticular, de mirar, sus posturas, su forma de posicionarse en el espacio, al observar al niño es posible disponer de gran información, comprenderle y acompañarle en su crecimiento y evolución.  
El niño/a nos está comunicando desde su cuerpo lo que está sintiendo, lo que necesita, lo que rechaza y lo que le gusta. Con la aparición de la palabra, el lenguaje del cuerpo nos sigue dando mucha información. 
La práctica psicomotricidad educativa es una disciplina desarrollada por BERNARD AUCOUTURIER durante más de 40 años y va dirigida al cuerpo en movimiento, a la reflexión y al vínculo afectivo con los otros. Es la línea de trabajo que seguimos en mi centro tras formarme en la UNED de Bergara en 1998-99, llevo trabajando como Psicomotricista desde entonces con niños de 0 a 5 años.

CURSOS DE PSICOMOTRICIDAD. 
Individuales:
Familia y bebé. Conocimiento del desarrollo psicomotriz, juegos de regazo, versos, cuentos y canciones.
Grupos:
4 a 10 meses una sesión mensual 
10 a 17 meses una sesión mensual 
18 m a 3 años una sesión mensual 
3 a 4 años dos sesiones al mes 
Realizamos los cursos de octubre a junio donde nos encontramos una o varias veces al mes para hacer un seguimiento del desarrollo motriz de los bebés, y niños/as, compartir un espacio de juego, apego, observación, donde resolver dudas acerca de los temas que vayan surgiendo.